Friday, January 28, 2011

Manhattan con otros ojos

De sus andanzas por el mundo, el cineasta y escritor cubano Fernando Villaverde ha extraído la sustancia prima de sus mejores libros. París apunta en Los labios pintados de Diderot, de la misma manera que Crónicas del Mariel retrata un instante crucial de Miami, cuando miles de refugiados cubanos se afincaron de golpe en esa ciudad en el lapso de sólo unos meses. Ahora, con el libro de relatos El andar de los cangrejos, le tocó el turno a Manhattan (¿o sería mejor decir Manjatan?), el emblemático islote neoyorquino donde el autor vivió durante muchos años.

Con un estilo a la vez sobrio y elegante, que siempre nos conduce a un final inesperado, Villaverde hilvana anécdotas cuyos protagonistas son latinos que han hecho de Manhattan una nueva y a veces incómoda patria de adopción. Pero estos hispanos de Nueva York no son vecinos del gueto ni víctimas semianalfabetas de la miseria y la discriminación. No lavan platos ni venden drogas en un vertedero del Bronx o Washington Heights; batallan, más bien, contra la vida y por un sustento decoroso en algún punto del Midtown, donde desempeñan oficios y profesiones no muy diferentes de sus contrapartes “anglos”, cuyos dilemas existenciales y emotivos comparten también en una u otra medida.

Los cangrejos, como se sabe, se desplazan de manera errática, hacia uno y otro lado, y a veces hacia atrás, como hacen a menudo los personajes de Villaverde en este singular libro, que abre una ventana a un entorno social raras veces reflejado en la literatura que se hace en español dentro de Estados Unidos: la clase media de origen latinoamericano que, con documentos y relativo optimismo, trata de labrarse un porvenir al norte del Río Bravo y el Estrecho de la Florida. Se trata, pues, de una propuesta diferente que el lector sabrá descubrir y apreciar no bien se adentre en sus primeros párrafos.
El libro está disponible aquí:

No comments:

Post a Comment