Thursday, October 4, 2012

Se acabó lo que se daba

Parecerá injusto para algunos que tratan de colgar aquí comentarios que contienen insultos contra mí y mi familia, pero tengo una mala noticia para ustedes: como éste es mi blog, aquí el único que puede insultar, ofender o tirar rosas soy yo. Aquí no impera la equidad. Yo reino absoluto, como un déspota ilustrado. A partir de ahora, moderaré los comentarios. Sólo permitiré elogios de mis amigos. Si mis enemigos quieren alabarme, se lo permitiré, claro. Pero sólo se publicarán los insultos que me agraden. Hay insultos e insultos. Algunos me gustan y otros, no. Si quieren atacarme y lanzar ofensas contra mí o contra mis familiares, tendrán que abrir su propio blog y hacerlo desde allí. Me parece magnífico, pero desde luego, para eso hace falta talento y tiempo.

Entre tanto, les diré que en sólo poco más de una semana El desliz de Antón, la croniquilla que tanto parece disgustarle a cierta señora, ha alcanzado 230 lecturas, destronando en mi blog a un fragmento de mi novela Pájaro de cuenta, y que titulé aquí La cantinita del Comité Central. Ambos fueron incluidos por la novelista Zoé Valdés en su propio blog, algo que al parecer impulsó la lectura. Pero lo interesante en este caso es que mientras que a La cantinita le tomó meses alcanzar ese nivel de lectura, El desliz lo logró en muy poco tiempo. Sin contar que de las 230 lecturas unas 50 son desde Cuba. Me alegro, pues, de que haya irritado a algunos aquí y allá. ¡Los calimbé bien calimbaos!

1 comment:

  1. Hola manolo. No le hagas caso a lo que diga nadie. La mayoria de la gente lo que habla es basura. Haz lo que vayas A HACER, pro tu también modérate. Modérate. Ya notenemos edad para ese juego.
    Desquirón

    ReplyDelete