Saturday, October 6, 2012

Un comentario como muestra

Me tomo el trabajo de hacerle copy and paste a este comentario que me mandaron para moderación. Al leerlo se darán cuenta de por qué decidí moderar los comentarios, porque francamente, no estoy –ni creo que ustedes están- para babosadas analfabetas como ésta en el blog:

‘Querido, lo que voy a decirte no me gusta, y lo escribo aquí porque se que con tus miedos y tus fobias, quitaste cada comentario, esto no es para publicar, lo hago por aquí porque no tengo otra manera de hacerlo.
Ayer estuve con un babalawo, no templando, consultándome, y de pronto comenzó a hablar de un mulato amargado, hijo de un escritor que me había ofendido de alguna manera, enseguida pensé en ti, y luego más, caudno dijo que no vivía en Cuba, que estaba fuera, me dijo que no me preocupara, que ibas a dejar de atacar a las personas, y te juro que me dio alegría, lo que no me gustó fue lo que vino después, te lo juro por lo más sagrado, dice que tienes una enfermedad mortal, que no sabe si ya tienes conocimiento de ello o que te enterará prontó, por favor, ve al médico, el dice que es grave y yo le creo, y te deseo lo mejor, de verdad, aunque fuiste muy grosero conmigo, no quiero nada malo para ti’.
Ingrid, consúltate pronto

2 comments:

  1. Este comentario lo colgó alguien anónimamente a través de mi e-mail. Y como lo pusieron, lo cuelgo aquí:

    "Tipico de la envidia y de la podredumbre castrista. Y de su atraso".

    ReplyDelete
  2. Yo te aconsejaría ir a la iglesia y comulgar, si eres católico, es lo único que nos protege del odio y del daño que nos quieran hacer.
    ¡Que Dios te bendiga!
    Saludos
    Verónica

    ReplyDelete