Thursday, December 20, 2012

Después de la película

El desconocido le salió al paso a la salida del cine. Le mostró fugazmente un carné y le pidió que se identificara. Manolito supuso que se trataba de un policía y le enseñó el carné de su secundaria. Estaba muy gastado; se lo habían dado dos años antes y nunca lo habían cambiado. Era el único que tenía. El hombre miró su foto y lo miró a él varias veces.

-Este no eres tú –le dijo.

-Claro que soy yo –repuso Manolito.

-Negativo –dijo el hombre- ¿No será de un primo tuyo?

Manolito le pidió que mirara bien el carné. El hombre lo hizo y no pareció convencido. Al fin, le dijo:

-¿Por qué tú no te pelas? ¿Te gusta la melenita, eh?

Manolito no supo qué contestar. Se había pelado la semana antes, en la misma barbería de siempre. No le gustaba dejarse la melena. Lo único que se le ocurrió hacer fue encogerse de hombros. El hombre le devolvió el carné.

-Pa la próxima, vuelve a retratarte –le dijo entonces- No te pareces a tu fotografía.

No comments:

Post a Comment