Sunday, March 24, 2013

Oportunidades perdidas

La bloguera Yoani Sánchez no me es en absoluto ajena. Créanlo o no, hace años que rondo Internet, casi desde que la Web empezó a poblarse en los 90, y tuve la gran suerte de tropezar con su página y sus escritos casi desde que ella sentó plaza por primera vez en la red de redes.

Me pareció una escritora inteligente, valiente y honesta. Incluso, mientras dirigía el semanario en español de The Tampa Tribune, me aseguré de tener un link permanente a su blog en nuestra página web. El feed de Tweeter vino después, cuando ya yo me había retirado, y sigue allí.

En el 2010, cuando el dictador Fidel Castro le dedicó un ataque oblicuo y cobarde en una de sus “reflexiones”, publiqué un artículo en inglés, defendiéndola. Se tituló Fidel Castro vs. The Blogger Mom, y se divulgó a través de la página web del político estadounidense Newt Gingrich. Por ahí debe andar.

yoani

Pero no sólo eso. Dos textos míos, un relato y un fragmento de novela, así como la copia facsímil de mi sentencia a prisión, aparecieron en la publicación digital e impresa Voces cubanas, dirigida tanto por Sánchez como por Orlando Luis Pardo Lazo, con quien trabé conocimiento más tarde en Facebook.

Quisiera decir que pienso lo mismo sobre Yoani Sánchez, ahora que he tenido oportunidad de observar su proceder y declaraciones en este viaje suyo al exterior, pero no puedo. Sigo pensando que es inteligente y corajuda, pero albergo dudas sobre su honestidad.

Puede que como peino ya bastantes canas no entienda claramente los vericuetos mentales y las dobleces de la llamada “generación Y”. No en balde me llamo Manuel Francesco, y no Yorismendi o Yorasluski, o algo parecido.

No me crié comiendo picadillo de soya ni me eduqué jurando cada mañana que sería como Ernesto “Che” Guevara. Tampoco crecí maldiciendo al imperialismo yanqui por el embargo que no me permitía tener bluyines, ni esperando los juguetes básico y adicional que repartían a mediados de año.

Cuando ni Sánchez ni otros internautas contestatarios aún no habían nacido, a este servidor, con sólo 25 años, lo condenaron a seis años de cárcel por el solo delito de escribir relatos, versos y ensayos. El fiscal me pidió doce años, acusándome de contrarrevolucionario y diversionista.

Por eso quizás me cuesta entender que en la primera oportunidad que ha tenido Sánchez de llevar personalmente su mensaje al mundo, haya elegido ella hacerlo de una forma claramente elitista, codeándose para ello casi exclusivamente con académicos y políticos profesionales. (Algo, por cierto, que criticamos a menudo cuando esos mismos académicos y políticos visitan Cuba: no acercarse al verdadero pueblo).

Igualmente me ha asombrado que Sánchez, en lugar de aprovechar la ocasión que se le da, de destacar y remarcar las vicisitudes de la libre expresión en Cuba, y la tragedia cotidiana que significa para una mujer y una madre cubana cuidar de su familia y hasta alimentar a sus hijos en una sociedad opresiva, lo que ha hecho es herir sensibilidades y alienarse voluntades con comentarios superficiales y tontos sobre temas de política exterior que ella sencillamente no domina.

Tristemente, me he enterado de las estupideces que ha dicho, como llamar “bloqueo” al embargo a Cuba, y además calificarlo de “injerencista”, en la mejor tradición de Ricardo Alarcón y compañía. También la escuché (nadie tuvo que contármelo, para eso está el video) cuando dijo que a los cinco espías causantes de muertes de cubanos exiliados debieran liberarlos para que Cuba no tuviera que incurrir en el costo de defenderlos.

Cierto que Sánchez cantó la palinodia más tarde, alegando que era una broma. De igual manera, y según su audiencia, la escritora cubana matizó su discurso sobre el “bloqueo”, llamándolo lo que es, embargo, y alegando que no estaría de acuerdo en levantarlo “sin condiciones”.

Lo siento, pero todo este cantinfleo me huele a un velado oportunismo que no hubiera sospechado en alguien como Sánchez. Es fácil entender por qué quiere congraciarse con sus anfitriones de las universidades y los parlamentos del mundo civilizado, pero me hiere profundamente que lo haya hecho a expensas de las simpatías que pudo tener entre los exiliados cubanos de a pie, muchos de los cuales –estoy seguro- habían cifrado en ella esperanzas tenues de un futuro próspero y libre para Cuba.

Dado que, al parecer, la visita de Yoani Sánchez a Miami ha sido relegada para el último momento, pese a tener aquí ella familiares cercanos, amigos y seguidores, y que a estas alturas las simpatías por ella entre los exiliados parecen desvanecerse poco a poco con cada acto y declaración suya, me atrevería a decirle que ha cambiado camino por vereda, como dicen o decían en mi pueblo.

Créeme, Yoani. El día que el tirano decida darte el zarpazo que hace tiempo planea darte, los académicos y los políticos no serán de mucha utilidad: van a recurrir a sus armas preferidas, las declaraciones desganadas y las tediosas conferencias de prensa. Flor de un día, como el que dice.

Pero quien de veras va a gritar por ti es ese exiliado de a pie con quien te has negado a dialogar coincidencias y diferencias. Ese que se levanta a diario para bregar su pan y que aún sueña con librar la batalla final por la tierra que tuvo que dejar atrás. El mismo que echó pie en tierra quijotescamente por la libertad de Elián González.

Hiciste muy mal en desairarlo, porque él, y muchos como él, hubieran sido tus mejores defensores a la hora de los mameyes, cuando te veas sin una laptop o una memoria flash a mano, y tu única luz venga del mortecino bombillo de una celda en Villa Marista.

Ojalá me equivoque.

3 comments:

  1. Excelente! Lo dice alguien que comparte con usted sus experiencias, aun siendo muy joven (13 años). Yo sere el primero en protestar por ella y su libertad de expresarse y junto a usted comparto su decepcion.

    ReplyDelete
  2. Me gusto mucho su escrito. En mi opinion el regimen ha eliminado toda fuente que pueda proporcionar conocimientos para disminuir la inteligencia del pueblo; desde lo basico (comida) hasta lo intelectual (libertad de opinar). Me pregunto cual fue la verdadera razon por la cual el gobierno le dio la visa...

    ReplyDelete
  3. EXTRAORDINARIO, LA VIVISECCIÓN DEL ESPÍRITU OPORTUNISTA DE LA EX ISLA BELLA A TRAVÉS DE UNA IMAGEN DISTORSIONADA POR SUS PROPIOS INTERESES.

    ReplyDelete